Triunfo de la extrema derecha y ausentismo récord: las claves de las primarias en Argentina

Triunfo de la extrema derecha y ausentismo récord: las claves de las primarias en Argentina

La extrema derecha dio la sorpresa en la noche electoral de las primarias en Argentina. El economista ultraliberal Javier Milei fue el candidato más votado con el 30% de los votos. Detrás, a más de dos puntos, se ubicó la coalición de centroderecha Juntos por el Cambio, en la oposición. Los dos candidatos que se disputaban la interna de esa alianza, Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, sumaron el 28,1% de los votos. El ministro de Economía, Sergio Massa, fue el segundo aspirante más votado, con el 21,4%, pero el peronismo en su conjunto, en sus peores elecciones primarias desde 2011, quedó en tercer lugar, con el 27%.

Con estas elecciones, han quedado definidas las candidaturas que presentarán los diferentes partidos en las generales de octubre. Las primarias argentinas son, sobre todo, una antesala de lo que se puede esperar en esa primera vuelta y la segunda, prevista, de ser necesaria, para el 19 de noviembre. Tras conocerse los resultados este domingo ha quedado definido un escenario de tercios que ha profundizado la incertidumbre política. Estas son algunas de las claves de los resultados.

Milei rompió hegemonías en las provincias

El mapa electoral de Argentina ha quedado pintado de violeta, el color de La Libertad Avanza, el partido de Javier Milei. El economista, que propone dolarizar la economía, reducir al mínimo el Estado, derogar la ley de aborto y defiende la venta de órganos, fue el candidato a presidente más votado en 16 de las 24 provincias, incluidas Córdoba, Santa Fe y Mendoza, tres de los principales distritos. En cinco territorios –Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Catamarca y Corrientes– la fuerza más votada fue Unión por la Patria (peronismo) y en tres –Ciudad de Buenos Aires, Corrientes y Entre Ríos–, ganó Juntos por el Cambio.

En Córdoba, el segundo distrito más grande, donde vota el 8,6% de la población, Mieli se impuso con el 33,6% de los votos. Juan Schiaretti, gobernador de la provincia y candidato de la fuerza Hacemos por Nuestro País, que representa a un peronismo no kirchnerista, se ubicó a más de seis puntos de distancia. En Santa Fe, el libertario obtuvo el 35,19% de los votos y en Mendoza, cerca del 45% –a casi 17 puntos del segundo, Juntos por el Cambio–.

Milei arrasó en toda la Patagonia y en algunas provincias del norte del país, como Jujuy, donde gobierna Gerardo Morales, que compartía fórmula con Horacio Rodríguez Larreta, o Salta, donde rozó el 50% del apoyo. Los candidatos de La Libertad Avanza en las provincias, sin embargo, habían tenido un mal desempeño en las elecciones regionales previas a las primarias de este domingo. Sin estructura en los territorios, el partido de Milei había cosechado derrotas.

Los oficialismos mantienen dos de los principales distritos

El peronismo ha conseguido mantener el liderazgo en la provincia de Buenos Aires, que este domingo también acudió a las urnas para votar en primarias a gobernador. Se trata de un bastión peronista donde vota el 37% de los 35 millones de argentinos que forman el padrón. El actual gobernador, el peronista Axel Kicillof, de Unión por la Patria, obtuvo el 36,41% de los votos en la provincia y se ubicó a casi 13 puntos de la segunda candidata más votada, Carolina Píparo, de La Libertad Avanza. El espacio de Juntos por el Cambio obtuvo el 32,92% de los votos entre los dos candidatos que se enfrentaron en la interna, Néstor Grindetti y Diego Santilli.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el cuarto distrito más grande del país, el triunfo en las primarias fue para Jorge Macri, primo del expresidente Mauricio Macri y su candidato a jefe de Gobierno. En la capital, donde vota el 7,1% del padrón, los electores también optaron por la continuidad después de 15 años de gobiernos de la centroderecha que dirige Macri. Jorge Macri, que se enfrentaba en la interna con Martín Lousteau, obtuvo el 28,7% de los votos –el espacio en conjunto superó el 55%–; el segundo más votado fue el peronista Leandro Santoro (22,17%) y el candidato de Milei, Ramiro Marra, rozó el 13%.

Cinco fuerzas siguen en la carrera hacia octubre

En estas primarias, hubo una cifra récord de aspirantes a presidente desde que se instauró por primera vez esta votación, en 2009: fueron, en total, 22. Cinco han conseguido superar el 1,5% de los votos necesarios para continuar en carrera hacia las generales. Además de La Libertad Avanza, Juntos por el Cambio y Unión por la Patria, la formación de Juan Schiaretti, Hacemos por Nuestro País, podrá presentarse el 22 de octubre tras obtener el 3,83% de los votos y también podrá hacerlo el Frente de Izquierda (FIT-U), que consiguió el 2,65% de los votos si se suman los apoyos a Myriam Bregman (1,86%) y a Gabriel Solano (0,79).

Con estos resultados, queda conformado un escenario de tercios, una situación inédita en un país dominado desde hace años por dos grandes coaliciones, una peronista y una de centroderecha. La irrupción de Milei ha fragmentado ese escenario y la posibilidad de un balotaje tras las elecciones de octubre se empieza a considerar con más fuerza dentro de los espacios políticos. Las dos principales coaliciones iniciaron el domingo la campaña de las presidenciales con la prioridad de frenar el empuje de Milei. Todas las opciones están abiertas.

Ausentismo récord

La obligatoriedad del voto en el país ha favorecido siempre altos niveles de participación. Sin embargo, en las elecciones provinciales celebradas este año ya se empezaba a vislumbrar la desmovilización en las urnas. La participación este domingo en las primarias ha sido del 69,6%, uno de los registros más bajos en elecciones presidenciales desde el regreso a la democracia en 1983. En las primarias de 2019, las últimas comparables, la participación fue del 76,40%. Para las generales, la sociedad suele movilizarse más que para las PASO. A eso apelan los candidatos, que en la jornada electoral han insistido en que la gente vaya a votar. Además, estos comicios registraron un 4,78% de voto en blanco y 1,21% de voto nulo.

¿Cómo quedaría conformado el Congreso?

En octubre, Argentina también renovará un tercio de sus senadores y 130 diputados. Con resultados similares a los de este domingo, la Cámara Alta quedaría conformada por 33 legisladores de Unión por la Patria, 27 de Juntos por el Cambio y el partido de Javier Milei pasaría de no tener bancas en el Senado a formar un bloque de ocho legisladores: Formosa y San Juan tendrían un representante libertario cada una y Jujuy, La Rioja y San Luis tendrían dos. En esta cámara, el quórum se alcanza con 37 legisladores.

La Cámara Baja quedaría conformada por 107 legisladores de Juntos por el Cambio, 94 de Unión por la Patria y 40 libertarios –actualmente son tres–. La suma de los diputados de La Libertad Avanza y de Juntos por el Cambio alcanzaría quórum propio, según estas proyecciones, para avanzar en proyectos sin necesidad de negociar con otras fuerzas. El núcleo más radical de la coalición de centroderecha envío guiños a Milei la noche electoral, por lo que no sería extraño pensar que sus fuerzas se puedan unir en el Congreso. Sin embargo, habría que ver si los diputados que no componen ese núcleo duro se unirían.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

By Palmar

You May Also Like