El ex primer ministro tailandés Thaksin Shinawatra es trasladado al hospital durante su primera noche en la cárcel | Internacional

El ex primer ministro tailandés Thaksin Shinawatra es trasladado al hospital durante su primera noche en la cárcel | Internacional

Thaksin Shinawatra, el exmandatario tailandés encarcelado el martes después de regresar a su país de un exilio autoimpuesto de 15 años, fue trasladado en la medianoche del miércoles a un hospital de Bangkok. Apenas 12 horas después de ingresar en una prisión preventiva para empezar a cumplir su condena de ocho años, el político y empresario fue hospitalizado tras sufrir hipertensión y mostrar niveles bajos de oxígeno en sangre, según han informado este miércoles las autoridades. De momento, se desconoce el estado de salud del multimillonario fundador del partido de corte populista Pheu Thai, cuyo candidato, Srettha Thavisin, recibió el martes el apoyo del Parlamento para convertirse en nuevo primer ministro.

El Departamento de Instituciones Penitenciarias de Tailandia ha notificado, a través de un comunicado difundido por el rotativo Bangkok Post, que el ex primer ministro empezó a sentirse indispuesto el martes por la tarde y, sobre la 01.00 de la madrugada (las 20.00 del martes en la España peninsular), fue trasladado al Hospital Policial de la capital tailandesa. Thaksin Shinawatra, quien aterrizó esa misma mañana en la capital del país después de 15 años en el exilio y escoltado inmediatamente después hasta la cárcel, estaba guardando cuarentena en una zona hospitalizada de la prisión Bangkok Remand desde el mediodía.

Unas horas más tarde, experimentó insomnio, presión en el pecho, hipoxemia e hipertensión y, dado que padece de varias enfermedades crónicas, entre ellas, del corazón y los pulmones, las autoridades policiales optaron por el traslado como medida de precaución al no disponer la prisión del equipo médico necesario, apuntan en el comunicado. La Policía Real ha indicado que el doctor que lo examinó determinó que necesitaba “un traslado urgente” al hospital. La habitación donde se encuentra ingresado está custodiada por agentes, según se especifica en el texto.

Fin al bloqueo político

El regreso del político más influyente de Tailandia robó los focos a la sesión del Parlamento en la que se eligió al magnate del ladrillo Srettha Thavisin como primer ministro, poniendo así fin al bloqueo político que vivía esta nación del sudeste asiático desde las elecciones del 14 de mayo. Algunos analistas consideran que la vuelta del antiguo primer ministro ha sido parte de una estratagema para que el partido vinculado al clan de los Shinawatra, el Pheu Thai, que quedó segundo en los comicios, lograse el apoyo necesario para formar gobierno. Solamente un día antes, el Pheu Thai había anunciado una gran coalición en la que están integradas dos formaciones vinculadas a los militares, a pesar de ser rivales históricos: el ejército depuso en una asonada el gobierno de Thaksin Shinawatra, en 2006, y el de su hermana, Yingluck Shinawatra, en 2014.

El magnate, que había permanecido en el exilio desde 2008 —la mayor parte del tiempo, en Dubái— fue juzgado en ausencia por el Tribunal Supremo y condenado a cumplir penas de ocho años por tres delitos diferentes, por abuso de poder y conflicto de intereses. Él siempre ha rechazado dichas acusaciones y asegurado que se trata de una persecución política.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

La vuelta de Thaksin Shinawatra a Tailandia, así como el meteórico y sorprendentemente tranquilo ascenso de Srettha (debutó en política hace apenas unos meses), aumentan las especulaciones de que el exdirigente de 74 años haya llegado a un acuerdo con sus enemigos del estamento militar para salir pronto de prisión. Tanto Shinawatra como el Pheu Thai niegan tales alegaciones. No obstante, en redes sociales han crecido las críticas en su contra; los votantes más jóvenes le acusan de cinismo y de buscar su propio interés pactando con las esferas castrenses.

Las elecciones generales dejaron claro el rechazo rotundo del pueblo tailandés a los generales que gobernaban desde la asonada de 2014. El partido reformista Avanzar obtuvo el mayor número de escaños y votos tras prometer que los militares dejarían de interferir en la política y que se modificaría la ley de lesa majestad. La formación del hasta entonces primer ministro y exgeneral golpista, Prayauth Chan-Ocha, cayó hasta el quinto puesto.

El martes, el Departamento de Instituciones Penitenciarias informó de que Thaksin Shinawatra podía solicitar el indulto real desde su primer día en la cárcel, de acuerdo con la normativa vigente para los condenados. Es posible que, por motivos médicos, reciba mayor indulgencia.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

By Palmar

You May Also Like