Alicia Arévalo, una voz para hacer historia en el Mundial femenino | Televisión

Alicia Arévalo, una voz para hacer historia en el Mundial femenino | Televisión

La mañana del martes 15 de agosto, más de 1.900.000 espectadores siguieron en La 1 la histórica semifinal del Mundial femenino de fútbol que enfrentó a España y Suecia. Y casi tres millones estaban delante de la televisión cuando el encuentro terminó, clasificando a las españolas para la final. Alicia Arévalo (Barcelona, 24 años) fue la encargada de narrar la proeza de unas futbolistas que este domingo volverán a hacer historia al jugar la final del Mundial contra Inglaterra (12.00 en La 1).

La frescura de la juventud de Arévalo y la emoción de quien es consciente de estar viviendo un momento histórico llenaron de matices los minutos finales de la semifinal. Licenciada en Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona, dio sus primeros pasos laborales en la emisora local Ràdio Sant Andreu y colaboró con Revista Panenka durante el Mundial de Francia 2019. Tras unas prácticas en RTVE, la contrataron para la redacción de deportes. La primera retransmisión de Alicia Arévalo fue hace poco más de año y medio en Teledeporte para contar los cuartos de final de la Copa de la Reina entre el Granadilla y el Sevilla. En diciembre de 2022 ya estaba haciendo historia al convertirse en la primera mujer en narrar un partido de un Mundial Masculino en España. Ahora se prepara para seguir poniendo voz a la historia.

“Yo sabía que quería vincular mi profesión a mi pasión, que es el deporte. Juego al fútbol desde los ocho años y la devoción que siento por esta disciplina es indescriptible. Siempre quise ser voz del fútbol jugado por mujeres y, gracias a la oportunidad que me brindó la dirección de deporte de RTVE, pude hacer realidad esa ilusión”, cuenta la periodista por correo electrónico este viernes desde Australia. Antes de cada partido se prepara a conciencia para tener controlados todos los aspectos técnicos. Estudia, lee, prepara apuntes… Señala como referentes para su trabajo, en primer lugar, a sus compañeros de RTVE y, fuera de la casa, nombres como los de Danae Boronat, Alba Oliveros y Andrea Segura. “Son mujeres que han roto techos de cristal y hacen su trabajo de forma espectacular. También me gusta mucho cómo narran Miguel Ángel Román, José Sanchís, Héctor Ruiz y Carlos Martínez”.

Ahora, Arévalo también abre camino a otras mujeres en un territorio mayoritariamente masculino, pero no siente una mayor carga por esa condición de pionera. “Siento la responsabilidad de hacer bien mi trabajo. Al final, se trata de dar el máximo rendimiento en cada retransmisión. No me siento diferente por ser mujer ante los micros, ni tampoco noto una presión extra. Me concentro en dar lo mejor de mí, igual que hacen todos los compañeros”. Al contrario de lo que le haya podido ocurrir a otras compañeras, ella no ha experimentado más dificultades por el hecho de ser mujer. “En mi caso, lo he tenido muy fácil. La dirección de deportes sabía que tengo pasión por el fútbol. Arsenio Cañada y Javier Grima me animaron a prepararme para narrar partidos y fueron ellos quienes me dieron la oportunidad de ponerme ante un micro. Estoy muy agradecida por su apoyo y confianza”.

Describe su estilo en la narración como una búsqueda constante del equilibrio. “Alzo el tono cuando creo que hay peligro, aumento la velocidad de narración cuando hay un ataque prometedor. Me gusta darle emoción cuando la hay. También soy muy de ofrecer datos, curiosidades y estadísticas. Creo que es un buen complemento que dinamiza la retransmisión, junto con las intervenciones de los comentaristas, a quienes intento dar mucho juego”. Y niega que haya diferencias en la forma de relatar el fútbol por razón de género: “Cada uno tiene su estilo y lo hace a su manera”.

Alicia Arévalo, durante la retransmisión del partido que enfrentó a las selecciones española y checa, en una imagen cedida por TVE.

La exposición que le han dado los éxitos de la selección femenina de fútbol tiene su cruz en algunos comentarios que, en el anonimato que otorgan las redes, recibe ocasionalmente la periodista. ¿Cómo se protege de esos ataques? “Me afectaban al principio. No entendía por qué la gente descargaba rabia y odio sobre mí. Entendí que no es por mí, sino por la mentalidad de algunas personas. Pero eso solo me ha hecho más fuerte. He aprendido a filtrar y a quedarme con las críticas constructivas, que son las que ayudan a mejorar”, dice.

El fútbol femenino está ganando, poco a poco, el lugar que se merece en España. Arévalo celebra que se le esté nutriendo de más recursos, lo que está permitiendo que el rendimiento y el nivel de las futbolistas haya aumentado. La relevancia de este cambio en el deporte femenino y la mayor visibilidad y repercusión que ha ganado en los últimos años va más allá de lo deportivo. “Las mujeres estamos demostrando estar capacitadas para hacer cualquier cosa. Desgraciadamente, siempre hemos tenido que demostrar mucho más que ellos. Se debe acabar con el estigma de la superioridad de las personas por razones de género. Es un proceso largo y progresivo, pero la mentalidad de la sociedad va avanzando”, reflexiona la periodista.

La periodista Alicia Arévalo, en una imagen cedida por TVE.
La periodista Alicia Arévalo, en una imagen cedida por TVE.

Según Arévalo, la hazaña de la selección femenina tiene detrás varias explicaciones. Por un lado, destaca el trabajo realizado en categorías inferiores. “La gran mayoría de ellas vienen de ser campeonas de grandes torneos cuando eran más pequeñas. Eso significa talento, pero también experiencia en competiciones exigentes”. Señala también la mejora de condiciones básicas como la preparación física y táctica, la presencia de un psicólogo y la conciliación familiar. ¿La selección española tiene opciones reales de ganar la final? “Y tanto. España ha demostrado que es capaz de cualquier cosa”. Y se pone técnica para describir a los dos equipos que se enfrentarán el domingo: “El conjunto inglés propone un juego de toque, similar al de España. Acumula efectivos en el centro del campo para aprovechar las incursiones por bandas de sus carrileras. Creo que el partido se decidirá por pequeños detalles. Las nuestras deben minimizar errores y seguir generando ocasiones en área rival, hay que ser incisivas y eficaces de cara a gol”.

Minutos antes de empezar la semifinal, Alicia Arévalo escribió en X (la antigua Twitter) su apuesta: España ganaría a Suecia 2-1. Acertó. La retamos a poner a prueba sus recientes dotes de pitonisa. ¿Un pronóstico para la final?: “España gana en la prórroga 2 a 1”. Si se cumple, España logrará su estrella este domingo. En cualquier caso, todas ellas ya han hecho historia.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas

APÚNTATE

By Palmar

You May Also Like